Carillas de porcelana

carillas de porcelana

Las carillas de porcelana son el secreto para lucir una sonrisa perfecta, sana y permanente. Constituyen una de las técnicas que más y mejores resultados ofrecen en el ámbito de la estética dental; la elección idónea para corregir dientes separados, dientes con tinciones internas, con pequeñas roturas, con manchas y formas irregulares.

Estas finísimas láminas de porcelana, fabricadas a medida para cubrir de forma total o parcial la superficie frontal de los dientes, se colocan en los dientes mediante un adhesivo especial. En líneas generales, sirven para modificar el tamaño, el color, la posición, la forma o la longitud de los dientes y mejorar su aspecto estético con la máxima naturalidad y con la mínima intervención sobre el diente.

El objetivo es recrear la apariencia natural de los dientes y reconstruir la sonrisa dañada fijando pequeñas prótesis o carillas dentales.

Procedimiento

  • En primer lugar se recoge toda la información necesaria para hacer el estudio y diseño de la nueva sonrisa.
  • Lo novedoso de esta técnica recae en que el paciente, incluso antes de decidir si se quiere hacer el tratamiento o no, puede verse la nueva forma de sus dientes puesta en boca.
  • Una vez consensuado con el paciente la forma, el color y el aspecto final de los dientes, se procede a la preparación y a la toma de impresiones por parte del profesional en estética dental. Después se envía toda la información al laboratorio dental para la confección de unas carillas perfectamente adaptadas a los dientes del paciente.
  • Antes de su colocación, se realizan pruebas estéticas de tamaño, forma, ajuste, color…
  • Tras colocarlas y fijarlas con cementos estéticos y altamente resistentes, diente y carillas forman una unión permanente y hermética.

Beneficios de las carillas de porcelana

  • Mejoran la forma y la morfología de los dientes y les devuelven su color natural, por lo que contribuyen a la rehabilitación estética de la sonrisa.
  • Es un método poco invasivo e indoloro. El paciente no percibe prácticamente molestias durante el tratamiento.
  • Las carillas de porcelana son resistentes y de gran durabilidad.
  • Mantienen el color y el brillo y no precisan ningún mantenimiento específico.
  • Las carillas no retienen placa bacteriana, por lo que favorecen la salud periodontal.
  • No precisan intervención quirúrgica para devolverle al paciente una sonrisa bonita y armoniosa.
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa en la web, consideramos que acepta su uso OkMás Información
Pida cita